Mitos sobre el jamón (II)

Decíamos en una entrada reciente del blog de Jamonzar que si la Marca España tuviese que estar representada por tan solo un alimento, sin duda alguna sería el jamón quien gozase de tal honor patrio. Como insignia nacional que es, nuestro deber gastronómico obliga a conocer la carne porcina por excelencia.

Dedicaremos este espacio – por segunda ocasión – a eso, precisamente: a desmontar (más) mitos y medias verdades alrededor del único alimenta que “se come únicamente por placer”. Lo dice Enrique Tomás, experto jamonero y autor de Grandes mentiras sobre el jamón (Lunwerg). Lo que a continuación se reproduce, son sus propias palabras:

• El mayor peligro para el jamón, las temperaturas

“La temperatura es lo que más daño hace al jamón, tanto cortado como entero. Si está cortado y no está envasado al vacío y se mete en la nevera, se reseca y se muere. Has matado el sabor. El jamón tiene que aceitar. El mayor daño para el jamón es que no esté a la temperatura adecuada”.

• Cómo hay que comer el jamón

“No hay nada que mejore cortar y comer. Eso sería lo perfecto. El mayor enemigo es el oxígeno: cuanto menos tiempo esté en contacto con el oxígeno, mejor”.

• El mejor acompañamiento

“Para mí las mejores bebidas de acompañamiento son el cava y el fino, pero yo recomiendo el cava porque es más regular, el vino puede cambiar en poco tiempo. También, vino blanco y vino con burbujas que te hace limpieza cada vez que tomas un trago. A un bruto con tanta entidad como un buen vino hay que darle todo el protagonismo, no le pongas nada al lado que te haga variar el sabor. Con el jamón igual, lo que bebas tiene que ser suave, una comparsa, porque estás haciendo el esfuerzo de comer un buen jamón”.

(Fuente original: http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013-11-07/que-comemos-cuando-comemos-jamon-los-peores-mitos-sobre-el-mejor-alimento_51081/)

Etiquetas: , ,

Tambíen te puede gustar

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios recientes