Origen, crianza y cuidado de nuestro cerdos: Cerdo San Pascual

Cerdo San Pascual de Jamonzar: origen y crianza

Nuestra carne de Cerdo San Pascual es uno de los mayores orgullos de Jamonzar. Para conseguir esta carne de excelente calidad nos basamos en 3 pilares fundamentales:

– Nuestra experiencia y saber hacer

– Una genética propia

– La alimentación natural de nuestros cerdos

Desde mediados XVIII en la zona de los Altos de Sierra Nevada, en Granada, se crían cerdos de forma tradicional utilizando razas antiguas procedentes de otras zonas como Andalucía Occidental o Murcia. A pesar de no contar con una raza autóctona, por supuesto sigue siendo posible criar cerdos de calidad cruzando razas ya existentes.

En Jamonzar, tras un arduo trabajo y años de experiencia, hemos seleccionado una genética propia (mezcla de cerdo blanco y duroc) que nos permite obtener productos de excelente calidad con un nivel de grasa oportuno y un buen veteado que le de la textura ideal a nuestras carnes frescas y jamones. Esto se traduce en carnes y embutidos jugosos y sabrosos.

Pero no solamente la genética es importante, tras años de observar y mimar a nuestros cerdos, hemos adaptado a ellos nuestras instalaciones situadas en el centro de la vega de Granada, proporcionándoles un buen clima, luminosidad y ambiente, rodeados de naturaleza, además de todos los cuidados sanitarios exigidos.

Por otro lado, en Jamonzar consideramos básico el dar a nuestros cerdos una alimentación tradicional. Los animales son criados hasta los 6/8 meses de vida y los 130/140kgs. con una alimentación natural, libre de antibióticos, basada en cereales de la vega granadina, molidos en nuestro propio molino en San Pascual, a los que añadimos algo de levadura de cerveza y soja.

Si queréis conocer más sobre todo el proceso de producción de nuestra carne de Cerdo San Pascual y los jamones y embutidos Origen y Tradición, aquí os dejamos nuestro vídeo corporativo.

Tambíen te puede gustar

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios recientes